¿Cómo la ontología puede ayudarnos a encontrar nuestra verdadera identidad?

¿Cómo la ontología puede ayudarnos a encontrar nuestra verdadera identidad?

El término “ontología” proviene del griego “ontos” que significa “ser” y de “logía” que significa “estudio de”. De esta manera, la ontología se presenta como una rama de la filosofía que se encarga de estudiar los conceptos que se utilizan para definir la existencia, la realidad y la identidad de los seres. Pero, ¿cómo puede ayudarnos la ontología a encontrar nuestra verdadera identidad? A continuación, se expondrán algunos conceptos ontológicos que pueden llevarnos a reflexionar sobre nuestra propia existencia.

La existencia del ser

La ontología plantea una cuestión fundamental: ¿cómo podemos estar seguros de que algo existe? En términos generales, se entiende que algo existe cuando se percibe o se experimenta de alguna forma. Sin embargo, la ontología va más allá y se pregunta por la naturaleza de ese algo que existe. Así, a través de la reflexión ontológica podemos llegar a comprender que nuestra propia existencia no depende únicamente de nuestras percepciones, sino de nuestra propia naturaleza como seres.

La identidad del ser

Otro de los conceptos ontológicos que puede ayudarnos a encontrar nuestra verdadera identidad es el de la identidad del ser. La ontología se pregunta por la naturaleza del ser, lo que conlleva a investigar por la identidad de cada ser. En este sentido, es importante hacer una distinción entre la identidad ontológica y la identidad psicológica.

  • Identidad ontológica: se refiere a la identidad del ser en sí mismo, independientemente de sus características particulares.
  • Identidad psicológica: se refiere a la identidad del ser en relación a sus características particulares, como su personalidad, sus deseos, sus recuerdos, etc.

En este sentido, la ontología puede ayudarnos a encontrar nuestra verdadera identidad al hacer una distinción entre los aspectos intrínsecos y extrínsecos que nos definen como seres.

La esencia del ser

La ontología también se preocupa por conocer la esencia de los seres. Es decir, lo que hace que un ser sea lo que es. Este concepto puede ayudarnos a encontrar nuestra verdadera identidad al permitirnos comprender qué características son esenciales para nuestra identidad y qué características son accidentales.

  • Características esenciales: son aquellas características sin las cuales el ser no sería lo que es. Por ejemplo, la capacidad racional es una característica esencial del ser humano.
  • Características accidentales: son aquellas características que no definen necesariamente la esencia del ser. Por ejemplo, el color de piel o el idioma que hablamos son características accidentales.

De esta manera, la ontología nos puede ayudar a descubrir qué es lo que nos define realmente como seres, y no simplemente como productos de nuestro entorno o de nuestras características accidentales.

La libertad del ser

Finalmente, la ontología también se preocupa por el concepto de la libertad del ser. En este sentido, la ontología nos permite comprender qué es lo que nos hace verdaderamente libres y cómo el ejercicio de nuestra libertad se relaciona con nuestra identidad. La ontología nos aconseja que ser libres es elegir lo que queremos ser, porque está en la naturaleza del ser humano elegir, decidir, tomar opciones y caminos en la vida, lo que permite a cada individuo establecer su propia identidad.

Conclusiones

En conclusión, la ontología puede ayudarnos a encontrar nuestra verdadera identidad al permitirnos comprender la naturaleza de nuestra existencia, la identidad que nos define como seres, la esencia de lo que somos y la libertad que tenemos para elegir nuestro camino en la vida. A través de la reflexión ontológica podemos llegar a conocer nuestra verdadera identidad, lo que nos permitirá vivir de forma más libre, consciente y auténtica.